Todo nos es indiferente

Siguiendo con los síntomas afectivos dentro de la psicopatía de la afectividad, se dan casos en los que el individuo no experimenta apenas sensaciones afectivas en sus relaciones con el mundo exterior, acontecimientos o vivencias. Puede inferir que todo le da igual a nivel emocional, como ocurre en el caso de los pacientes que dicen no sentir nada hacia sus parejas o sus hijos, o al menos hacia lo que a estos les va ocurriendo en el día a día. Esta experiencia subjetiva va acompañada frecuentemente de apatía o falta de reactividad emocional.

En la clínica la encontramos en:

  • La esquizofrenia procesal y en los cuadros de autismo.
  • En las depresiones, en las que puede aparecer cierto grado de apatía e indiferencia, pero mientras en la esquizofrenia estos síntomas aparecen en el contexto de otros síntomas “negativos”, en la depresión otros síntomas de naturaleza depresiva predominan sobre la indiferencia afectiva.
  • En algunos trastornos de personalidad.
  • En la histeria, donde se ha descrito la “Belle indifférence”, un recurso defensivo de tipo disociativo.
  • En los cuadros orgánico-cerebrales y en cuadros endocrinos (como el hipotiroidismo e hipertiroidismo) aparece también esta apatía, que puede manifestarse por una marcada inexpresividad facial o postura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s