¿Qué clase de docente quieres ser?

En la formación que imparto, también hay espacio para preparar a nuevos docentes.

Como Orientadora Profesional me suelo ocupar de contarles a los futuros docentes la realidad del mercado laboral al que van a acceder. En mí experiencia como docente de diversos certificados y diversos programas formativos he tratado con alumnos en riesgo de exclusión social, con medidas judiciales, con necesidades educativas específicas… Otros con nivel alto de formación. El alumnado con el que también se van a encontrar los futuros docentes en su día a día es muy heterogéneo.

Además, como psicóloga, les intento enseñar la diversidad de personas con las que van a tratar, y cómo tienen que actuar en muchas de las situaciones a las que se enfrentarán en su trabajo como docentes o formadores.

En la última formación, un chico, de unos 45 años, ingeniero, actualmente en paro y que ha visto como salida profesional para reciclarse impartir formación a adultos, me preguntaba cuál era mi opinión sobre el hecho que los alumnos tengan y utilicen el teléfono móvil en clase. Estamos hablando de formación a personas adultas, que normalmente eligen voluntariamente venir a clase y que, si bien no les cuesta dinero, tampoco reciben un salario (salvo algunos alumnos de programas que perciben un salario formativo).

Me sorprendió la pregunta, pero me vino bien para introducir el tema de la andragogía: la disciplina que ayuda a las personas adultas a aprender, y de la que hablaré más adelante.

Mi respuesta fue: “todos sois adultos, tenéis familia, quizás hijos pequeños que en ese momento estén a cargo de alguien; quizás personas mayores a las que habéis dejado solas para venir a este curso. Confío en vuestra responsabilidad y en que estáis aquí porque queréis. Por supuesto, bajad el volumen del teléfono móvil, avisad en casa y a vuestras amistades del horario del curso y decidles que, salvo que se trate de una urgencia, no os llamen y, si esto sucede, salid de clase en silencio, atended vuestra llamada, y volved a entrar de manera igual de sigilosa con la que habéis salido…”

Aún así, me comentaron si no sería mejor recoger los móviles y después de clase devolverlos. Estamos hablando de adultos que formarán a otros adultos. Creo que la tarea del docente en el curso de Docencia de la Formación para el Empleo va mucho más allá de enseñar a hacer planificaciones. Los psicólogos con experiencia en formación tenemos mucho que enseñar en este certificado, porque quizás tengamos delante de nosotros a estupendos docentes que necesitan asesoramiento en este aspecto, porque no olvidemos que en sus manos está el futuro de muchas personas, y esto requiere que sean ¡¡profesionales top!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s